EL MERCADO

El Mercado Central de Zaragoza es uno de los edificios más bellos e emblemáticos de Zaragoza, todo un icono arquitectónico y social de la capital aragonesa con más de 800 años de historia.

De forma rectangular y tipología basilical de 3.300 metros cuadrados, su decoración lo convierte en todo un monumento parlante a través de motivos vegetales, animales y mitológicos que reflejan el carácter robusto propio de la capital del cierzo. Así, orgulloso, sobre las puertas principales, se alza el característico león zaragozano rodeado de vides y espigas. A su vez, los capiteles de las arcadas laterales de los testeros son canastillos de frutas marcados con una letra para componer el nombre de Zaragoza. También son constantes las referencias a la divinidad griega Mercurio con una reiterada exhibición del caduceo clásico (dos serpientes contrapuestas), instrumento y emblema de este patrón de los comerciantes.

Por todas estas razones, en 1978 fue declarado Monumento Histórico Artístico de carácter nacional y Bien de Interés Cultural desde 1982.

De forma rectangular y tipología basilical de 3.300 metros cuadrados, su decoración lo convierte en todo un monumento parlante a través de motivos vegetales, animales y mitológicos que reflejan el carácter robusto propio de la capital del cierzo. Así, orgulloso, sobre las puertas principales, se alza el característico león zaragozano rodeado de vides y espigas. A su vez, los capiteles de las arcadas laterales de los testeros son canastillos de frutas marcados con una letra para componer el nombre de Zaragoza. También son constantes las referencias a la divinidad griega Mercurio con una reiterada exhibición del caduceo clásico (dos serpientes contrapuestas), instrumento y emblema de este patrón de los comerciantes.

QUÉ VER

BASÍLICA DEL PILAR

Considerado uno de los santuarios marianos más importantes del mundo católico, este templo barroco reúne obras de gran valor y de diferentes épocas, especialmente los frescos pintados por Goya. Su entrada es gratuita, salvo la subida a las torres (3€).

PUENTE DE PIEDRA

El puente más antiguo que cruza el río Ebro y cuyos orígenes se remontan a la fundación de la ciudad, hace 2000 años. Tiene, aproximadamente, 225 metros de longitud y una estampa preciosa al atardecer.

LA SEO DE ZARAGOZA

La primera catedral cristiana de Zaragoza, se levantó sobre el templo romano del foro, la iglesia visigoda y la mezquita mayor musulmana. Se empezó a construir en el siglo XII en estilo románico, aunque a lo largo de los siglos ha ido aglutinando otros como el gótico, el barroco o el mudéjar.

CASA Y ARCO DE DEÁN

Construída en el siglo XIII, sirvió de residencia al Deán del Cabildo de la Catedral. Para comunicarla con el templo, éste ordenó la construcción de una estructura de unión, el Arco del Deán.

MUSEO PABLO GARGALLO

Ubicado dentro el palacio renacentista de Argillo, se dedica a la obra del escultor aragonés.

LONJA DE ZARAGOZA

Convertida hoy en una de las salas de exposiciones más importantes de la ciudad, esta lonja de mercaderes cuenta con unos techos admirables.

LOS MUSEOS DE LA ANTIGUA CAESARAUGUSTA

Cuatro museos atesoran las obras más importantes de la época romana de esta ciudad que fue fundada sobre la antigua población íbera de Salduie y poblada con licenciados de las Guerras Cántabras.

Bajo la plaza de la Seo se guardan aún los restos del antiguo mercado, muros de tiendas o la red de cloacas.

En la época romana, el río Ebro era navegable de Logroño a Tortosa, siendo Caesaraugusta uno de los puertos más importantes como redistribuidor de las mercancías tanto del interior como de la costa.

Para los romanos las termas eran mucho más que unos baños, siendo un auténtico lugar de socialización y reunión donde se escuchaba música, se leía o se practicaba deporte.

Uno de los edificios más populares de la antigua Caesaraugusta, estuvo en funcionamiento unos 200 años.

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA

Desde 1912, se ubica en la antigua Casa de Donlope, un palacio renacentista del siglo XVI con una rica ornamentación, artesonados y una extraordinaria cúpula de madera sobre la escalera.

TORREÓN DE LA ZUDA Y MURALLAS

Torre del antiguo palacio de La Zuda, alcázar musulmán situado sobre las antiguas murallas romanas, hoy convertido en pequeño museo sobre la ciudad y un mirador gratuito. Estas murallas llegaron a tener casi 3 km de longitud y más de 100 torreones defensivos.

PALACIO DE MONTEZUMO

Conjunto formado por el antiguo palacio de Montemuzo (finales siglo XVI) y la casa Artiach (siglo XX), que alberga hoy la sede del Archivo Municipal.